Miguel Contissa

…uno más de la diáspora peronista…

Carta a Wladimiro

Posted by Miguel Contissa en agosto 2, 2007




Vistas: 147

Escribe Miguel Angel Contissa. Responde las objeciones del prestigioso sociólogo acerca del peronismo, y procura hacerle comprender de qué habla cuando habla del peronismo.
* Enriqueta Ciarlo responde a Jorge González.

30 marzo 2007, viernes


Carta para Vladimiro
Por Miguel Contissa
miguel@contissa.com.ar

Wladi!!!!
Qué gusto saber que leíste “mis recuerdos” (que no son “de provincia”, precisamente…)!!!
Saber además que adherís totalmente a mis comentarios. Es muy importante para mí, porque viene de un profesional en sociología de reconocida trayectoria.

Eso sí, te aclaro que los supuestos saltos en la línea histórica de nuestro país no tienen que ver, como decís, con problemas de mi edad (estoy tomando unas pastillas con fósforo que son bárbaras, te las recomiendo), sino consecuencia de una manera de observarla. Como sociólogo, sabés muy bien que todo investigador de la realidad cuenta con una carga de tradición y cultura que condicionan y configuran su modo de ver a través de valores, ideología, etc, no? De lo contrario, sin ese bagaje, vos no opinarías como lo hacés. Por mi lado, no soy quién para escapar a esa regla. Quiero decir: no existe la “neutralidad” en las ciencias sociales. Quién así opine, miente y se miente, como diría el General, “con fines inconfesables” (te acordás de esa frase?).

Pero vayamos al grano. Para entender al peronismo y al Movimiento Nacional que le da el marco de acción política, no alcanza con “estar cerca” o con ponerle la lupa desde la vereda de enfrente. Hay que aprehenderlos, meterse con patas y todo y ser parte de ese sujeto colectivo que nació para cambiar el rumbo que le impusieron al país (“este país”, como dicen algunos) de los argentinos tanto los conservadores como la oligarquía vacuna. Hay que estar y ser. Desde luego sé que esto sonará duro para algunos tibios burgueses o pequeño burgueses, pero así es la cosa cuando peligra el destino de la Nación. Éste, no es un juego para “angelitos” como bien afirmás.

Como dijo John W. Cooke aquel marxista que no se contentó con “estar cerca” sino que se zambulló sin temor en el Movimiento Nacional: “el peronismo ha sido y sigue siendo “el hecho maldito” para la derecha e izquierda en el país”. Personalmente agrego que es también un jeroglífico para muchos sociólogos y politólogos extranjeros y argentinos. Portantiero, O’Donnell, entre varios, son un ejemplo de ello. Ni hablar de Germani. ¿Dónde radica el problema? En que las categorías de análisis que utilizan son las elaboradas en el “centro del mundo”, en la famosa e imperialista Europa. Para peor de males, se sumó luego el Hermano Mayor (EEUU) con Parsons y ahí se cerró el círculo. Todo aquel acontecimiento político o social que no encaje en la cuadrícula de la “ciencia política” del primer mundo, fue, es y seguirá siendo descalificado con el actual término de moda: “populismo”. Por eso “a ese mulato de Chávez” le dicen populista, viste?…

La historia del peronismo, como la del Irigoyenismo (para no salirnos del siglo XX), tiene que ver con lo que muchos sociólogos y politólogos no quieren ver cuando toman a nuestro país como objeto de análisis: la lucha entre el centro y la periferia. Es decir, la lucha de la periferia por la libertad e independencia contra un centro que explota y oprime. Con la decisión de un Pueblo de ser libre antes que ser empleado del poder imperialista Por eso es muy difícil la tarea de “comparar” sistemas políticos como pretenden algunos “científicos” de la política, el italiano Pasquino por ejemplo.

El proyecto que inicia el General Perón en 1945 es distinto al que se venía dando en la Argentina y seguramente en otros países suramericanos caracterizado por ser agro-exportadores dependientes del centro industrializado, ese centro al que algún filósofo calificó de “tecno-capitalista” que te condiciona y explota, que te impone precios, barreras aduaneras, que te manda a la CIA para encorajinarte la vida, etc. Perón, con su nuevo modelo rompe (o intenta romper) ese rol que había sido asignado a través de la división internacional del trabajo y propone a los argentinos ser independientes, ser libres y ser soberanos. Por lo tanto, rompe el paradigma!!! ¿Te parece poco Wladi?… ¡¡¡ Rompió el paradigma !!!

Ahora bien. Roto el paradigma dominante, a través de la participación de distintas fuerzas sociales organizadas tras un objetivo común, se genera un nuevo espacio. Un espacio “revolucionario”. Allí confluyen gentes de izquierda, de derecha y de centro que ven cristalizarse en determinadas acciones de gobierno todos sus anhelos e inquietudes. Esto, como sociólogo, lo conocés, lo que me ahorra contártelo. Y como todo proceso paradigmático (ver a T. Khun), toda la vida política transcurre en su interior. Los palos y los abrazos. Lo malo y lo bueno. Los aciertos y los errores. Queda muy poco o nada fuera de ese espacio político (también se puede revisar a Gramsci sobre este punto). El peronismo, inserto en esa vorágine y al ser el eje de la misma, no podía, puede o podrá escapar a ello. Como todo escenario, el peronismo tuvo múltiples y hasta antagónicos actores. Cualquiera que se anime puede intentar una clasificación de buenos y malos; traidores y leales; ágrafos e intelectuales. Por eso que pedirle “buenos modales” como si fuese un partido liberal burgués europeo o alguno de esos engendros norteamericanos, es como pedirle peras a un olmo. Porque dentro del objetivo de este “Movimiento”, no están (o no deberían estar) en juego los “cargos públicos” del Estado como sucede en los países del “centro” y según cuenta Weber, sino que se lucha (o se debería luchar como se supo hacer), por el destino de un país y su pueblo, es decir, por su liberación. La conquista del aparato burocrático del Estado, es un medio para ejecutar ese objetivo.

Te pregunto, Wladi: Si vos fueses uno de la “Triada Imperialista” (como dice Samir Amín) EEUU – Japón – Europa ¿permitirías que cualquier país “sudaca” intente siquiera cuestionar tu poder o limitar tu acción económica generalmente depredadora? ¿Sabés que opina la gélida y “morena” Condolezza Rice del peronismo? ¿Sabés que planes tiene para con él?. Esto es lo que explica los “golpes de estado” en Argentina, Chile, Uruguay, Perú, Bolivia, Paraguay, Brasil, etc. etc desde el año 30 en adelante. “El centro”, es decir el poder de la fuerza, el “tecnocapitalismo” operó, opera y operará siempre en función de sus intereses económicos y, por resultas, en desmedro de los nuestros. En ese “centro”, están su propias burguesías y sus propios partidos políticos que “juegan” a la democracia y exportan, además de sus productos industrializados, ese “modelo” de vida institucional que nosotros compramos y deglutimos sin masticarlos. Como dice mi hermano Tato (a propósito, te manda saludos): “el peronismo y su modelo, por falta de una burguesía nacional con cojones, tuvo como agente social a la clase trabajadora, contradijo el principio racista y excluyente del conservadurismo convirtiendo a los negros aindiados del interior en parte central del movimiento obrero en un país industrialista, dándole además algo negado hasta entonces: rango político a esos sectores con amplio protagonismo”. Por ello, ¿no te parece Wladi que sos un poco amarrete cuando decís que “el peronismo aportó muchísimo al bienestar de la población y especialmente a los sectores populares…”? ¿No te habrás quedado corto?. ¿Qué quiere decir “muchísimo”? Te repito: lo que sucedió desde el 45 en adelante es la razón por la que un marxista inveterado, como J. W. Cooke definiera al peronismo como el hecho maldito de la Argentina burguesa. Esa es la calentura que tienen los gordos y gordas del “medio pelo”. Ni te cuento la “oligarquía vacuna”.

Ahora bien, cuando hablo de “gobierno constitucional”, hago referencia a eso, a la Cons-ti-tu-ción. Hablar de Constitución implica hablar de Derecho, de Instituciones, de Garantías, de modos para reformarla, etc. En este sentido, mi modesta opinión Wladi, es que no existe gobierno constitucional cuando la mitad o más de la población está proscripta políticamente como sucedió con el peronismo desde 1955 hasta 1973. ¿O el peronismo podía votar a sus candidatos con algún grado de éxito? Vos que no le das al Memorex como yo, ¿te acordás del año 1962? Por esa razón, los gobiernos que tuvimos desde la caída del peronismo en 1955 hasta 1973 fueron ilegales e ilegítimos. Esto quiere decir que NINGUNO de los “presidentes” que asumieron fueron CONSTITUCIONALES de verdad, ni DEMOCRÁTICOS de verdad más allá de sus “desarrolladas elles” o su “honesta lentitud”. El único objetivo perseguido fue “dormir” o esquivar a la masa peronista (ese “hecho maldito” de cabecitas negras).

Y sigo. Un gobierno constitucional está compuesto por los tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Cualquiera de sus integrantes, individualmente, NO SON el gobierno constitucional. Por eso me extraña que vos también aportes a esa confusión que se intenta últimamente desde la “intelligenzia” y cuyo fin es desprestigiar la figura de Perón o a su Movimiento trayendo a figuras como “Lopecito”, Rodrigo, Vandor, etc. Con ese criterio, deberíamos ser entonces justos y relacionar a Stalin con el marxismo, o al comisario Falcón y los fusilamientos de la patagonia con el irigoyenismo. ¿Qué es lo que vale, el marxismo o Stalin? ¿el irigoyenismo o Falcón?, ¿el peronismo o esos innombrables?. Y aquí sí que cabe la objetividad en la observación de los hechos y actores, porque de lo contrario, entramos en la anécdota como se acostumbra hacer para esquivar la verdadera historia. Eso sí, los “lopecitos” y otras bestias, sirvieron para “justificar” el golpe del 76. Como cuando el gorilismo consecuente con el primer escenario (el de la argentina agro-exportadora) abominara de las imágenes, del culto a la personalidad, de los niveles de organización estrictos, de la militancia..etc y acusara al peronismo y a los peronistas de nazi-nipo-falanjo-fascista (sí, todo eso junto y mezclado), para justificar el primer golpe sangriento del 55. ¿O no?. También lo explica el plan Cóndor… la acción de la CIA (incluida la muerte de Rucci que los hoy “Montoviejos” prefieren seguir asumiendo como propia diciendo que fue un error antes que reconocer que estaban infiltrados por la CIA hasta el moño) y por supuesto la instalación del modelo económico de regresión del orejón José Alfredo (ver Alejandro Olmos y los mecanismos del endeudamiento).

Estimado Wladi: El peronismo, ha sido la única corriente política que tuvo lo necesario para configurar un verdadero y perdurable proyecto político: actores sociales; modelo económico y relato. Ése es su pecado y esa es su virtud.
Así es como veo a las “causas del golpe” y a los “instrumentos para justificar el golpe”.

Finalmente. ¿Sabés qué cosa es grave Wladi?, que las razones y los instrumentos para la dominación y sometimiento están aún “con vida”. Y si no, fijate cómo se va dando la discusión por el reparto de la renta nacional ni bien el pueblo se recupera económicamente. Fijate cómo los grandes monopolios y grupos económicos aumentan los precios sin razón. Fijate cómo operan los medios de comunicación desinformando a través de los “periodistas independientes” con el robo en los “cantri”. Fijate cómo tuvo que salir Kirchner a parar los rumores de compra de la ex YPF para no quedarnos sin combustible. Fijate cómo se “chuparon” a López…. Están ahí, Wladi, están ahí, agazapados y esperando el momento de actuar. A éstos, no se les gana la partida fácilmente, y menos con un coro de angelitos.

Por eso Wladi, te digo que si adherís a mis comentarios tal como afirmás, mi modesta opinión es que no se puede “estar cerca” del Movimiento Nacional. Estás adentro o estás afuera. Estás con la Liberación o te quedás con la dependencia, pues estos conceptos recuperan vigencia a partir del monstruoso proceso de globalización imperialista. Yo que vos, me despojo de ciertos prejuicios (bien intencionados, claro) y me meto como hicieron otros muchos intelectuales de otras fuerzas políticas y sociales que supieron enriquecer con sus aportes la ideología del Movimiento Nacional… vas a ver qué lindo que es soñar que se puede ser libre y trabajar para eso… aunque en ello te vaya la vida. Eso sí, correremos el riesgo de que te acusen de “narco-terrorista”, porque “subversivo marxista leninista”, ya pasó de moda, viste?…

Un abrazo. Será hasta la próxima, porque es un gusto debatir ideas y proyectos con alguien como vos.

PD: ¿vos dijiste angelitos?…¿crees en los angelitos?… yo no… y que Santo Tomás me perdone…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: