Miguel Contissa

…uno más de la diáspora peronista…

Los de la ideología líquida

Posted by Miguel Contissa en agosto 2, 2007


Por Miguel Contissa

miguel@contissa.com.ar

26 de junio de 2006

 

En los últimos tiempos, y dada la enorme popularidad del presidente de la Nación, sucedieron un sinnúmero de adhesiones que superan ampliamente lo esperado para cuando se producen este tipo de liderazgos.

No es que se esté en presencia de un nuevo paradigma político. Al menos, lo que se recibe desde el gobierno, no induce a suponer que se producirá un nuevo 45’. Si bien es cierto que la situación macroeconómica está cambiando sustancialmente, debemos recordar que se debe a un enfoque que no deja de ser un “clásico” como es el de fortalecer el mercado interno vía tipo de cambio.

Las desenfrenadas adhesiones de sectores que antes fueron oposición, están ligadas a la política clásica, es decir, aquella que se produce para conquistar espacio en la estructura del estado (empleo, dirá alguno) y que tiene en cuenta los resultados, especialmente los económicos, pues son los que de acuerdo a ese criterio, proveen los votos que conducen a la banca. No interesa tanto si cualquier esquema reformador lo pone en práctica un político de origen centro derecha o de izquierda. Da lo mismo, porque la adhesión busca que el resultado sea el que se necesita para conquistar un puesto en la estructura política del estado. Algo parecido a la contraprestación. Concretamente, no importa la ideología dentro de ese proyecto. No importan los principios.

Por eso que la política provincial y nacional dista mucho de la tranquilidad y previsibilidad de otros tiempos. Hoy todo fluye, todo muda, todo es incógnita. Sólo una cosa está clara: la indiscutible posición de liderazgo de Kirchner.

Tanto dentro del peronismo como del radicalismo (sin olvidarnos de otros partidos minúsculos), se atraviesan horas en las que los dirigentes buscan denodadamente ubicarse en este nuevo escenario político que, sin dejar de responder a la lógica clásica del sistema, impone nuevos discursos, más ajustados a estos resultados económicos que, para colmo, no fueron previstos por los “gurúes” mediáticos (aunque en realidad ellos trabajan para otra cosa). Como decía, no se trata de un nuevo paradigma. Es el reverso de lo que se ejecutaba. En lugar de comprar, producir. En lugar de pedir prestado, ajustarse a la recaudación interna que aumentará a partir de una mayor producción. El “abc” de toda política nacional.

Esto se logró a partir de una decisión política acometida por Kirchner. No obstante, convengamos que si el resultado no hubiese sido el que fue, este liderazgo no sería el que es y las adhesiones brillarían por su ausencia. Es la lógica del sistema. En términos de adhesión, sobre ideas, sobre programas, sobre filosofía o de moral, ni hablemos. Las adhesiones vendrán si los resultados, que luego son medidos, cuantificados, calificados, tabulados para ser traducidos como “mediciones” son considerados favorables. Ahí entonces se dice que tal o cual “mide”. Si uno “mide”, está. Si no, no está. Y si uno está, y no quiere quedar en “orsay”, tiene la obligación de ajustar su ideología a las circunstancias, porque de lo que se trata, es de “estar” en función de “medir” para poder “seguir”.

Por eso, habrá notado que ya no hay más conceptos sólidos, ideas sólidas, principios sólidos, proyectos sólidos, discursos sólidos. Todo es líquido. Y debe ser líquido, pues de lo contrario no “encajará” en las circunstancias. Si es líquido, accederá por cualquier resquicio, por angosto que sea y tomará la forma del contenedor. Al salir de él, podrá entrar en otro y volver a tomar forma, otra forma, no importa cual, porque su estado le permite adecuarse a lo eventual.

Por eso, el senador Pichetto pudo decir y proponer como parte de la Reforma Política provincial en agosto del 2001 que había que privatizar o liquidar empresas públicas como Horizonte, Aeroport, Petrolera, Puertos, etc. y hoy, como un kirchnerista del primer segundo, aplaudir con inusitada pasión la intervención estatal en la generación de empresas de servicios; o proponer la reducción de las estructuras políticas municipales a un 50% y hoy nombrar asesores por doquier para que le eleven su alicaída imagen pública.

Lo mismo sucede con su amigo Arriaga. Hace apenas dos años apoyaba a López Murphi. Hoy, gracias a su “cintura política”, es un entusiasta defensor de la política de Kirchner. Por minutos se perdió la oportunidad de ser el Kirchnerista de la primera hora!! (en realidad, llegó tarde porque estaba seduciendo telefónicamente a López Murphi).

Pregunto: este comportamiento desprejuiciado, impúdico, este cruce de vereda sin antifaz, esta gambeta corta a la vergüenza, este “full” violento a los principios, esta zancadilla al honor, ¿no está reñido con la moral? ¿No es amoral quien así se comporta? ¿No hay obscenidad en estas acciones?

Si paso rápido por el Centro Cívico, me encuentro con el mismo cuadro. Otro “flojito de papeles”, otro que pertenece al grupo de los de ideología líquida. Otro que saltó diversas tranqueras, que se subió a todos los colectivos, que le buscó la espalda al defensor y se le escapó en diagonal en busca del área chica, que le da lo mismo chicha que limonada con tal de “estar” en la foto.

Pues bien, esos tres, que ayer se sacaban chispas, se acusaban y se amenazaban, hoy “armaron” una cooperativa política y en nombre de la “pluralidad” se disponen a asegurarse un lugar para cada uno. Ayer, bajo el neoliberalismo de Ménem. Hoy bajo el liderazgo de Kirchner. Da lo mismo.

Grave es lo que está sucediendo. Doblemente grave por el ejemplo que dan a los jóvenes estos popes del discurso líquido. Como también grave ha sido que la economía haya horadado tan hondo que perforó las capas de resistencia que supieron brindar la política, la ética y la cultura. Grave y peligroso es que este ejemplo se convierta en algo común, cotidiano, natural dentro de la esfera pública.

Dependerá de todos y cada uno que no suceda. Dependerá de aquellos que aún conservan sólidos sus principios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: