Miguel Contissa

…uno más de la diáspora peronista…

Buscando el gen argentino

Posted by Miguel Contissa en septiembre 1, 2007



 

Por Miguel Contissa

miguel@contissa.com.ar

www.miguelcontissa.wordpress.com

 

 

Cuando afirmamos que el sistema cultural argentino siempre se las ingenia para barrer bajo la alfombra todos aquellos hechos históricos que pongan en peligro su situación de privilegio dentro de la dominación interna, estamos hablando de cosas como las que suceden en estos días a través de esta “nueva ola” pseudo revisionista a cargo de los Pergolini – Pigna (un binomio que desde la estrategia comunicacional apunta a cierto nivel etario de clase media) más todo el apoyo logístico a cargo de grandes grupos de poder que gozan del auspicio de empresas multinacionales. Agreguemos que el dúo no está solo. Comparten el panel con otros empleados del grupo Clarín como Jorge Halperín, María Seoane, el gordo Bonadeo y el infaltable Pigna.

 

Hoy el “engaña pichanga”, la prestidigitación mediática se llama “El gen argentino” o buscando al argentino más grande. Para ello, se disponen sobre el escenario nombres de deportistas, científicos, políticos, etc. sobre los que el público deberá señalar a uno en una “fiesta” de participación.

 

Se podría afirmar que quienes diseñaron el objetivo de la búsqueda de aquel personaje que pueda representar al estereotipo nacional (como si la argentina fuese una sociedad “homogénea”), es casi una tarea de deconstrucción histórica obligada, pero claro,  sin posibilidad del pertinente análisis.  En realidad, dada la metodología empleada, es una gambeta, un revolear figuritas por el aire y la que cae cara, gana. Mientras uno, de buena fe,  llama por el celular, opina en la web, ve el programa en la TV, etc con el correspondiente “ticket” de caja que ellos manejan. Nada es gratis y esa es la otra faceta cruel de esta pantomima.

 

Formalmente, es la presentación de imágenes para que “el pueblo elija” sin poner a disposición los “verdaderos” hechos que convirtieron a esos personajes en ídolos populares. O algo peor, si es preciso, se podrá mal informar sobre la biografía de algunos como veremos más adelante.

 

Digo, si la historia argentina fue distorsionada, escondida, escamoteada al pueblo por estos mismos minúsculos sectores que hoy alcanzaron casi todo el poder a través del control de los medios de comunicación que les otorgó el menemismo, ¿cómo podrá hoy “el pueblo” elegir con cierto grado de conocimiento?

 

Esto es una joda, una burla que sólo apunta a seguir escondiendo la verdad, que impide el relato de hechos considerados “malditos” a través del copamiento del mercado y de la atención ajena. Copando todo con este formidable despliegue, no hay lugar para los verdaderos revisionistas como Jauretche, Hernández Arreghi, Abelardo Ramos, etc.

 

Vayamos a un simple ejemplo: en la página de la Internet que puso a disposición del público este “grupo de tareas” del “gen argentino”, existe un enlace que monta en escena al mejor estilo farandulesco un “cruce de la semana”, un “choque de titanes”, un “Boca – River”. ¿Quiénes compiten esta vez por “el cinturón”?: Eva Duarte (Evita) (sic) y Ernesto “Che” Guevara.  Hasta este punto del circo romano, todo bien.

 

El problema, la zancadilla sutil que termina siendo el mensaje “directo al mentón”, está en la biografía que lucen cada uno a modo de “laureles” y que servirá para el desprevenido o aquel que no haya tenido tiempo de conocer de alguna forma nuestra historia contemporánea, para que elija entre ambos y vote por alguno de ellos. Si, ya sé, no faltará alguno que recurra al clásico “ta-te-ti”, pero eso es otra cosa…

 

Veamos qué dice de uno de los gladiadores, en este caso, de Eva Duarte (Evita): “Política.  Por su actividad a favor de los sectores humildes se ganó el apodo de “La abanderada de los pobres”.  Trabajó a favor de la ampliación de los derechos sociales, jurídicos y políticos de las mujeres; en 1946 propició el voto femenino.  Fue figura clave en la movilización que el 17de Octubre de 1945 pidió por la liberación de Perón y lo llevó al poder.  creó un sistema de asistencia social para los sectores desfavorecidos, que hizo llegar la ayuda estatal y privada a millones de mujeres, niños y ancianos.

 

Como habrán observado, Evita ya no es más Evita o Eva Perón. Ahora es “promocionada” en este “duelo de gigantes” como “Eva Duarte”…  “Evita” entre paréntesis, es un diminutivo que busca complicidad de quien ya la conoce.  Por lo tanto, de enamorada y esposa del General Perón, estos buceadores de la historia y de la sociología argentina la redujeron a su estado civil de “soltera”. Concretamente, la escinden de Perón porque parece que  para Eva, ese hombre era una “mala compañía”, un “aprovechador” que la manipulaba (según la historia que cuentan en otros momentos y lugares)

 

¿Evita “política”?.  Este es un “título” inapropiado, pues nunca se propuso ser “política”. Es sólo un exabrupto del autor de la “biografía”,

 

Evita (como la llamaba y aún llama el pueblo peronista) ¿sólo “trabajó” (sic) a favor de la ampliación de los derechos sociales, jurídicos y políticos de las mujeres, o dejó la vida en ello?  No hay dudas que hay mezquindad en la narración

 

Eva Perón (como la conocía y aún conoce el pueblo peronista), ¿fue la que lo llevó al poder?

Quien conoce la historia, afirma que no hay dudas que si bien ella estuvo formando parte de aquel grupo compuesto por sindicalistas y particulares que movilizaron al pueblo hacia Plaza de Mayo aquel 17 de Octubre, Perón, como ella misma dijo, “no salió de las combinaciones de un comité político. No es el producto de reparto de prebendas. No supo, no sabe ni sabrá nunca de la conquista de las voluntades sino por los caminos limpios de la justicia. Esa es la raíz de la razón de ser del 17 de Octubre…”.  Por eso amigos, afirmar que “Eva Duarte” “llevó al poder a Perón” es sencillamente una burrada, un despropósito, una afirmación que sólo puede ocurrírsele a quien quiere ocultar la verdad. ¿Se puede?

 

En realidad, sí, se puede. Se puede y se debe si quien lo dice quiere ocultar a personajes “malditos” mediante este artilugio: pasarlos a segundo plano; darles un papel secundario, casi de extra…  Y de eso, estos magos y directores de las comunicaciones saben mucho. Miente, miente, miente que algo queda, supo decir Goebbels.

 

En cuanto a la biografía del Che, no se publica nada especial que ya no hayan dicho todas las grandes empresas editoriales que lo utilizan sin rubor como ícono de mercadotecnia: que vivió fuera de su país y que acompañó a la revolución cubana desde su origen, para terminar su vida en Bolivia luego de un intento guerrillero. Así de simple. En realidad, tampoco puede ser de otra manera, porque aunque me gane la antipatía de sus incondicionales adeptos ¿qué otra cosa pudo ofrecer al pueblo argentino que no sea su noble romanticismo, su admiración por los grandes ideales que intentó cristalizar en otras tierras?  Sin embargo, lo más lamentable es la gran paradoja que le reservó la historia en este mundo occidental: las empresas capitalistas del sistema que tanto combatió desde la ideología, son las que venden su imagen en “gorros, banderas y camisetas” a un modesto precio y a todo público. El mercado lo devoró previa esterilización para convertirlo en un “producto” más. Injusta ironía.

 

Por eso, lo de esta gente es basura.  La misma basura a la que nos tienen acostumbrados en la TV, con la diferencia que ahora es una vidriera “multimedia” que, recordando a Discépolo, nos muestra irrespetuosa a Maradona y San Martín mientras esconde presurosa bajo la alfombra a quien es su verdadero enemigo, al que no es fácil de convertir en “producto”, al que puso en marcha un Movimiento de Liberación único en Suramérica: el General Juan Domingo Perón.  Un General de la Nación que fue y es amado por su pueblo. Esto es lo que no tolera la izquierda ciyapa ni la derecha entreguista, socias en este proyecto.

 

Perón y Evita no pueden ser disociados. Quien lo intente, busca quitar del corazón del pueblo a los dos, porque sabe que es la única manera de terminar con el peronismo.

 

Cabría sólo reiterar que, más allá de lo grotesco que resulta este proyecto “anti Perón”,  nuestra sociedad nacional es muy vario pinta como para lograr establecer mediante este mecanismo que eligió el Grupo Clarín, un estereotipo que resuma nuestra identidad nacional.

 

Anuncios

Una respuesta to “Buscando el gen argentino”

  1. Julieta said

    Hay quien dirá que “bueno, por lo menos ahora ya no hablamos de la tanga de marixa balli, se habla sobre el Che, sobre la historia”. Tengo algunas consideraciones en este sentido:

    Creo que este tipo de pseudoidolatrías manifestadas por votos ilegitimos y apoyadas en foros autorizados refuerzan y son utilizadas para difundir el mensaje de muchisimos pendejos procesistas y cobardes. Miren con atención, los foros estan llenos de comentarios rascistas, procesistas, ignorantes, fachistas, pro-neoliberalistas, vendepatria.
    Es importante hacer un simple y básico análisis del alcance mercadotécnico de esta movida, que se dirije aguda y obviamente hacia el resultado:

    ¿Como y quien conoce y participa del programa?

    1) Conocer el programa:
    Tener televisión / tener cable (en el caso de escasas 15 provincias donde no llega la señal de Telefe)

    2) Para Votar:
    -Tener celular / acceso a internet.(y saber utilizar cada uno)

    3) Participar en foros:
    – Tener internet / saber leer / aceptar las condiciones de uso de los mismos (cookies bastante pegadizas).

    Averiguando un poco sobre cada variable, queda en evidencia la cantidad de gente que puede votar, por lo que cae automaticamente la legitimidad y validez de la elección. Es decir, para aquellos pocos que votaron, Fulanito es su preferido en todos los aspectos. Osea NO es el gen argentino.

    Estas variables mencionadas acusan una parcialidad absoluta en el resultado, apuntada a una respuesta centralista, como todas las acciones de los grupos multinacionales, que para eso son un grupo y se llenan de guita con los boludos que piensan que darles bola en su pseudo-votacion es expresarse libremente.
    Sugiero, al verlos así, tan progre, busquen la palabra “marketing” en el diccionario, la ciencia misma que les “deja optar” entre la tanga de Nazarena Vélez o el intelectualisímo Pergolini. Y valla si es intelectualisímo, nunca duden de eso.

    Citado de un foro: “Con la emisión de “El Gen Argentino” del día de ayer, supimos que Ernesto “Che” Guevara, se alzo sobre Eva Duarte, como la figura mas emblemática de la categoría “Historia y Política del Siglo XX” con el 59.8% de los votos. Mario Pergolini
    resalto varias veces que se recibieron más de 300.000 votos tanto vía online como por sms! Sin duda alguna es un programa cultural que cuenta con gran respaldo por parte de una población sedienta de saber por que somos como somos.”

    Ahora siguiendo el plan analitico-básico y despues de tomar agua, digo:
    La televisión no deja de sorprenderme, todos los dias aprendo algo nuevo,sobre todo encuanto a democracia y a libertad de expresion.
    300.000 habitantes YA SE MANIFESTARON!!! Es hermoso embanderar la democracia!!! Aunque hay algo que me suena raro… bah..todavía me cuesta entender si el ballotage es “democratico”… debo ser un poco lerda…
    A mi en 3º grado me enseñaron la regla de 3 simple:

    37.000.000 hab. __________ %100 poblacion arg.
    300.000 hab. __________ %0,81 poblacion arg.

    Estamos como siempre, en manos de unos pocos.
    Creo que los millones de Evita no tienen internet.
    No deseo alimentar ideas separatistas, creo que somos una nación, muy rica, y la destreza de gobernarla no reside en la división sino en el respeto por lo diferente, pero es hora de que se enteren: EXISTE UN MUNDO MAS ALLA DE LA GENERAL PAZ!

    Concluyendo.
    El resultado de este programa no tiene asidero en la realidad porque la parcialidad es gigantesca. Pero no así su llegada. La difusión masiva, es realmente MASIVA y siempre… algo queda.
    Bukowski decía que “uno nunca abandona el patio escolar” y bien nos vale este pensamiento para estos cancheros y machistas muchachos. Muchas veces por intentar pertenecer aceptamos los golpes del “vivo de la clase”.
    Ojalá todos puedan tomarse un momento para pensar en esto, para no creerles, para no entrar en el juego.
    Porque lo que vemos en la televisón parece, solo PARECE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: