Miguel Contissa

…uno más de la diáspora peronista…

Los cargos en el Partido Justicialista barilochense

Posted by Miguel Contissa en septiembre 21, 2008


Por Miguel Contissa

Publicado en el diario local el 12 de septiembre de 1998

Se aproxima inexorablemente dentro del P.J. local, el minuto decisivo en el que se determinarán los diferentes cargos a ocupar, tanto a nivel de concejales y diputados, como los que correspondan a la dirección política del partido como es la Unidad Básica.

El reciente lanzamiento de la fórmula César-Ester (Intendencia y Presidencia del Concejo), parece indicar que se intenta disminuir al mínimo la fricción que produce cualquier interna partidaria y construir un polo de fuerza lo suficientemente fuerte como para aspirar con cierta tranquilidad a la “continuidad” una vez superadas las elecciones generales.

Más allá de la actitud de Ester, que para algunos debió ser explicitada  como todo un acto de renunciamiento a sus legítimas aspiraciones en pos de apostar a un peronismo consolidado, existe un importante número de cargos y funciones a ocupar dentro del Movimiento, que hace necesario replantear lo que se acostumbraba hasta el momento, en cuanto a la cobertura de los mismos se refiere. 

Hasta el presente, los cargos dentro de la estructura partidaria, son ocupados en muchos casos por las mismas personas que ocupan cargos políticos, concentrando de esta manera en muy pocas manos toda la responsabilidad.  Esto se da, paradójicamente, en el partido político más numeroso de la provincia.

La gente en  general y especialmente los afiliados, saben que esa concentración de poder en escasas manos, sólo es aceptable en circunstancias extremas como la que vivimos en aquellos tiempos en que sufrimos persecuciones y adversidades y que por cierto, gracias a Dios, no son los que hoy estamos atravesando.

Los actuales dirigentes saben además, que esa concentración bajo las condiciones actuales, provoca irremediablemente una reacción de distanciamiento de muchos individuos deseosos de participar.  Algo parecido al vaciamiento de la propia organización, que por cierto, está reñido con el peronismo en particular y con la democracia en general, al no alcanzar a proponer alternativas de futuro para la gente.

 La pregunta del millón, es si en el futuro inmediato el peronismo será capaz de revertir esta tendencia y procederá a renovar sus filas a través de una apertura donde se privilegiará el talentro creativo, la pericia, la vocación de servicio, la autoridad cívica, la ética.  De no concretarlo, dejará de ser esa estructura que vigorizó desde su origen la política, para convertirse en  un esqueleto burocrático,  vacío de contenido,  que servirá única y exclusivamente al interés de unos pocos poseedores del sello. Dejará de ser revolucionario.

La sociedad nos observa.  Demos  ejemplo ético y responsable si pretendemos conducirla.  Demos muestras de idoneidad, capacidad individual y colectiva, deseos de servir a la comunidad y no de servirnos de ella.

La política se regionaliza. Apostemos a  la sensatez, a la esperanza y reclamemos a los actuales dirigentes la suficiente grandeza para permitir al Peronismo Barilochense  constituírse en el eje de la política provincial, Objetivo al que debemos aspirar indeclinablemente.

El ejemplo de Ester cuando renunció a lo que muchos le proponían, es para que otros tantos imiten

San Carlos de Bariloche, 11 de Setiembre de 1998

 

 

                                                                                 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: