Miguel Contissa

…uno más de la diáspora peronista…

En la Plaza del 25

Posted by Miguel Contissa en mayo 23, 2013


         Por Miguel Contissa

miguel@contissa.com.ar

No sé si en la plaza este aniversario del 25 de mayo habrá “gente de color” (eufemismo de “negro”) vendiendo empanadas,  pasteles y mazamorra. O  “patriotas” repartiendo cintas también de color, pero en este caso ¿celestes y blancas?, ¿rojas y blancas?, ¿azul y amarillo?… quién sabe. Lo único que parece seguro según el pronóstico del tiempo, es que no lloverá como en 1810.

…Y allí estaremos, todos juntos cantando y festejando. Todos con gran emoción desplegando o agitando banderas con los colores patrios. Estará el empleado público, el obrero de la construcción, el empleado de comercio, el profesional, el comerciante y tantos otros. Todos sintiendo lo mismo: que pertenecen a una comunidad en la que creen y por la que, en esos momentos de tanta emoción, hasta darían la vida por ella si se la reclamara. Es posible que ese día también esté presente, -o en todo caso lo vea por televisión-, aquel otro argentino que suele mirar con escepticismo estos actos y comportamientos sociales que hacen a la nacionalidad y que la destacan. Sobre él pongo el ojo y, como en otras oportunidades, me pregunto qué cosa pasará por la cabeza de esa clase de sujeto cuando llegan estas fiestas que a muchos les infla el pecho de argentinidad. ¿Qué siente? Porque ese personaje que pertenece al colectivo de los descreídos, de los pesimistas, de los “mala onda” dirían los más jóvenes, debe tener algo adentro que lo empuje, algo que lo motive y lo ubique en consonancia con el resto para asumir la pertenencia. Quiero creer en ello. Porque debe ser muy triste estar sin querer pertenecer; o estar sólo pensando en partir sin concretarlo nunca. ¿Qué pasa por el mate de ese tipo?. ¿Será por eso que prefiere otros colores, como “el verde” por ejemplo? ¿Qué lo lleva a concluir que “aquí no vale la pena, que aquí no hay futuro posible”?  Porque mientras lo afirma, de modo contradictorio va generando ese capital “de color” (¿ahora sí puedo decir “negro”?) que seguramente con “pases mágicos” hacia islas paradisíacas, lo convierte en “verdes” para darle “seguridad”,  “solvencia” y evitar así que el paso del tiempo lo devalúe, lo corroa (¿sinónimo de inflación?), y porque “ya viste, en este país” no se puede confiar. Digo yo, ¿no se aviva que es el motor de una profecía que se autocumple? ¿Por qué cree en la moneda de otro país y no en la del propio?. ¿Hay algo más que un acto de fe en esa ética? Ni él lo sabe, pero seguramente dirá con un gesto de picardía y como si supiera de qué habla, que “aquí la maquinita funciona día y noche y eso genera inflación y devaluación del peso”. Pero como de puro ignorante no sabe que los yanquis tienen varias máquinas de imprimir billetes verdes para vendérselos a los giles, si se lo decís y lo avivás, aplica aquel proverbio que dice: “ y bueno, ojos que no ven, corazón que no siente”. ¿Qué te dan ganas de hacerles a esos “individuos” cuando te responden así?… Por lo tanto, no debo estar equivocado si pienso que en estas festividades patrias su corazón no se agita por ningún color. Ni por el azul y blanco del país que pisa y en el que come, ni por el verde del otro país con el que sueña, que no puede pisar y se lo come. El primero, porque no lo siente totalmente como propio, y el segundo porque no le es propio.

Es por eso que aunque simule indiferencia y se esfuerce a través de muecas para mostrar un estado de superación, debe ser frustrante vivir así, como un extranjero en el propio país… pobres tipos, no?

La plaza espera a los argentinos. Allí estaremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: