Miguel Contissa

…uno más de la diáspora peronista…

El Tilo Rajneri

Posted by Miguel Contissa en octubre 28, 2013


Por Miguel Contissa

Quien hoy descubra a Norberto “Tilo” Rajneri a través de los medios masivos de comunicación “alternativos”, seguramente lo sorprenderá su actitud, porque siendo accionista del diario más importante de la norpatagonia, condena todo lo publicado por este medio luego del suceso desgraciado que representó la muerte del ex presidente Néstor Kirchner.

Sin embargo, lo que trascendió en estos días tiene coherencia moral si tenemos en cuenta otra carta que también cobrara estado público en 1990 y que dirigiera, en ese momento, al Director del Río Negro Sr. Julio Rajneri, su hermano, y que se refería también a la inmoral manipulación de la información que acostumbraba -y aún acostumbra-, el medio de mayor circulación en las provincias de Río Negro y Neuquén.

Aquel que quiera ahondar sobre la posición política que tomó el diario el día 28 de Octubre de 2010, no tiene más que recorrer sus páginas para comprobar que no destilan otra cosa que odio. Allí se puede corroborar el grado de alineamiento y coincidencia ideológica con los medios concentrados y concentradores Clarín y La Nación.

Desgraciadamente, por no haber encontrado con la premura del caso aquella publicación de la carta de Tilo del año 1990, recurro a mi biblioteca y procedo a transcribir aquí un capítulo del libro de Horacio Massaccesi, ex Gobernador de Río Negro. En sus páginas, narra distintos sucesos de su gestión, entre ellos, el pedido que le hiciera Julio Rajneri mientras Massaccesi era gobernador, para que lo “bendiga” como Senador de la Nación. Como todos sabemos, Rajneri no fue senador. También sabemos cuál fue la posición del diario para con el gobierno provincial de entonces a partir de aquella negativa.

 

Del libro de Horacio Massaccessi “Haceme Senador”,

Capítulo IX – página 105 y sucesivas. Editorial Somuncura. 2003

 

Desencuentros fraternales

Los desencuentros entre hermanos son materia cotidiana e todos los tiempos. Si además tienen intereses divergentes en la política y el periodismo, tarde o temprano la colisión resulta inevitable. Este parece ser el caso de Julio Raúl “Buby” y Norberto Mario “Tilo” Rajneri.

La efímera actuación de ambos en el gabinete del gobernador de Río Negro Carlos Cristian Nielsen, evidenció sus diferencias políticas. Ante cada discrepancia surgió naturalmente un conato de confrontación. Frente a esta constante, Tilo prefirió marginarse, no sin antes dejar sentados sus puntos de vista.

El 6 de octubre de 1990, Tilo Rajneri escribió siete carillas que resumían los últimos veinte años de relación con su hermano más conocido. Por la agudeza y el talento que esa carta trasunta, se trata de la caracterización más íntima y despiadada que se escribió sobre Julio Rajneri. Nadie pudo denudar la doble moral, el cinismo y la hipocresía que impregnan tanto los pasos públicos como privados de su vida, como lo hizo su hermano.

Al difundirse la misiva, Julio Rajneri había sido desplazado del Ministerio de Educación de la Nación, se había proclamado candidato a gobernador y había lanzado al diario Río Negro a una campaña de promoción desembozada.

Autorizada por su autor, esa carta tuvo amplia difusión y fue reproducida por algunos periódicos regionales, entre ellos Región Sur, que se editó en Ingeniero Jacobacci entre 1990 y 1992 y por numerosas radios que hicieron mofa del destinatario.

 

No es novedad

No es novedad para nosotros que mantengamos disidencias, tanto en la concepción política como en la conducción periodística. Con respecto a la primera no deseo profundizar en el análisis de la misma”, escribió entonces el hermano Tulio a Julio.

Luego, dedicó un extenso párrafo crítico a la línea editorial del diario: “Baste sólo con mencionar el distinto modo con que tomamos la caída del excelente gobierno constitucional de Illia y el ascenso de la dictadura militar de Onganía: hube de renunciar al directorio del diario siendo tu director por falta de condena a la “Noche de los bastones largos”, en la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de Buenos Aires”.

Desde entonces, no has seguido afiliado a la Unión Cívica Radical hasta después del triunfo de Alfonsín, transcurridos casi 20 años, reprochó.

También disentimos en el llamado proceso de reorganización nacional encabezado por Videla”, recordó Tilo, y luego de compararlo con la Triple A de López Rega, agregó: “Igual diferencia planteamos el día de la invasión a Malvinas… y, en todo caso, tampoco me dediqué a recomendar ministros a los gobiernos militares”, reveladora acusación que desnudó el apoyo de Julio Rajneri a algunas designaciones no concretadas de vecinos de General Roca en el gobierno de las Fuerzas Armadas.

Las discrepancias se acrecientan. Tilo puntualizó: “Tampoco coincido en la justificación del juramento religioso por razones de Estado, cuando inesperadamente asumiste el Ministerio de Educación y Justicia, siendo ateo y laicista reconocido”, y tras ello le aconseja: Estimo que contra las propias convicciones no se asume un cargo y si el propósito fue quedar bien con sectores de la iglesia católica, advierto que en este momento no deben tener confianza los religiosos ni los laicistas, porque unos no te creen y otros han dejado de creerte. Creer o no creer es un derecho de cada uno; pero la falta de convicción es una actitud que agravia a todos.”

 

Tu pregonada adhesión

Es acerca de los derechos humanos donde queda más evidente la dualidad de Julio Rajneri. Al enrostrársela, su hermano escribió: “Nada quiero decir de tu pregonada adhesión a los derechos humanos en las etapas finales del gobierno militar último, para terminar comprometido con el decepcionante final de los sucesos de Semana Santa y luego en las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, con tu refrendo, que abrió el camino para descondenar a los responsables de delitos aberrantes.”

Más adelante, remató el párrafo imputando: “Sin dudas, estas medidas estaban más cerca de tus opiniones originarias sobre el “proceso” y es posible que encuentres justificable, por elemental coherencia, el indulto anunciado a los comandntes en jefe condenados por la justicia”.

En otro tramo de la carta, Tilo le advierte a su hermano sobre la inconveniencia de hacer referencias periodísticas al “Ex Ministro de Educación y Justicia”. Finalmente afirmó: “Es, al menos, un error pasar esa gestión a la historia por los hechos que he mencionado, y si fuera mi caso, preferiría un piadoso “manto de olvido”, tras lo cual explica que ese sentimiento se agrava por su “condición de profesor de la cátedra de Derechos Humanos y Cívicos del INSA, de la cual soy profesor desde 1985”.

Esta primera parte de la carta muestra a Tilo “sorprendido por el profundo cambio politico que se ha operado en ti y que se refleja en el diario”. Le recuerda a Julio su protagonismo en la primera Convención Constituyente de Río Negro, que alguno “desde la gobernación hace quince años la acusó de marxista… (la apreciación fue realizada por el gobernador justicialista ex Mario Franco 1973 – 1976)…no me sorprendería que hoy estuvieras de acuerdo con ese calificativo”.

Por la misma época que esta carta salió a la luz -6 de octubre de 1990- Julio Rajneri iniciaba su campaña para acceder a la gobernación. Su principal sustento era el PPR que fundara el general de brigada (RE) Roberto Vicente Requeijo.

 

Propaganda nazi

Luego de describir y disentir con el tratamiento del diario en diversos campos, Tilo acusó: “Seguramente, al lanzar acusaciones se pensó en aquella propuesta del Ministerio de Propaganda Nazi: calumniar, calumniar que algo queda”.

Si existe corrupción en un gobierno debe denunciarse a los culpables y buscar su condigno castigo, si de la acusación resulta una calumnia debe castigársela también. Pero lo que no se puede hacer es mantener una información sobre un mismo tema, a manera de globo inflado, durante más de un año con referencias en primera página y amplios espacios interiores. Tal es el caso del Banco Provincia de Río Negro”, sostuvo.

Calando hondo en la campaña que el diario desató al banco provincial, la calificó de “Enconada persistencia con el ánimo de afectar el prestigio de los gobernantes”.

Luego, Tilo proporcionó a su hermano y a sus incondicionales una contundente lección de convicción democrática aplicada a los medios de comunicación: “la promoción, abierta o tácita, de que los gobiernos electivos son corruptos o incompetentes, trae como consecuencia más grave que loas que puede proponerse cualquier aspiración o propuesta. Si tales son las características de dichos gobiernos, el sistema de partidos políticos no es apto y siendo ellos la base del sistema democrático éste, en consecuencia, tampoco sirve. Si los partidos políticos y el sistema democrático no es apto, ergo debe eliminarse. ¿Por cual?. Cualquiera puede deducir la respuesta.”

Más adelante, precisó: “A crear esta imagen contribuyen por igual los medios de difusión y las propias dirigencias practicando una suerte de autofagia, además de los siempre nostálgicos de los gobiernos autoritarios. Sería bueno aclarar que si se puede denunciar presuntas o reales corrupciones, si se puede criticar a los dirigentes políticos, es porque rige un sistema democrático y entonces sencillamente, no se asesina a los periodistas y críticos, como ocurrió cuando regía otro tipo de poder. Por esto, es una lástima, no se aclara a la opinión pública.

Terminan estos párrafos con una reiteración de Tilo: “Insisto: Tienes derecho a postularte en aquello que te sientas habilitado para desempeñarlo, pero no me parece de ninguna manera loable que se use, sin la necesaria medida, el hecho de disponer de un medio de comunicación”.

 

Narra la verdad

Dando conclusión a las siete carillas mecanografiadas de la carta mencionada, aparece una observación de Tilo que algún inadvertido puede tomar por un celo de cartelera, pero se trata en realidad de una aguda estocada al vanidoso orgullo de su hermano: “Celebro que en los últimos días de tus declaraciones no sean atribuidas a “Rajneri” sino a “Julio Rajneri”, ya que no creo que sea una audacia advertir que, con igual, mayor o menor importancia, hoy otras personas que llevan el mismo apellido y que no necesariamente comparten tus opiniones.”

Más adelante, señaló haber remitido copias de la carta a todos los integrantes del Directorio. Y pronuncia una suerte de ultimátum: “De no modificarse la actitud, solicito para esta aclaratoria mía su reproducción textual, que en todo caso será un espacio muy inferior que el utilizado para tu promoción”, destacó, tras lo cual ofreció sus acciones en venta “a fin de desvincularme de esta prolongada disidencia, según afirmó.

Como invocación final de esa íntima, profunda y descarnada radiografía epistolar, Tilo recordó a su hermano un editorial donde el padre de ambos reconocía, luego de haber investigado, el error de su denuncia. Fernando Rajneri, fundador y segundo director del diario, citó:

 

Narra la verdad, sin encono ni violencia

Narra la verdad con prescindencia de todo interés personal.

Narra la verdad aún contrariando tus propias convicciones.

Si ella evidencia y confirma tus errores, sé leal a tu propia conciencia.

Narra siempre la verdad”.

 

Un dardo cargado de venenosa intencionalidad da fin a la carta: “Me gustaría volver a ver, como antes, la foto de mi padre con esta cita en todas las dependencias del diario y también en todas las actitudes”

Luego, sin saludo, la rúbrica, nombre completo aclarado, número de documento y domicilio en la calle Moreno de General Roca. A manera de posdata, el detalle de doce cargos y actividades desempeñadas.

 

PD: JURO QUE REVISARÉ MIS ARCHIVOS EN BUSCA DEL TEXTO COMPLETO DE ESTA CARTA. DEBE ESTAR TRASPAPELADO. CUANDO LO ENCUENTRE, LO TRANSCRIBIRÉ O ESCANEARÉ PARA TODOS UDS. NO OBSTANTE, LO PRECEDENTE VALE PARA DELINEAR EL PERFIL DEL “RÍO NEGRO” EN LOS TIEMPOS QUE CORREN.

Bariloche, 3 de noviembre de 2010

Miguel Contissa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: